Diseñamos un stand, ¿por dónde empezamos?

Diseño de stands, ¿por dónde empezamos? - Many Colors Group

Un buen diseño pasa por una buena comunicación. Cuando creamos un stand, conseguir transmitir la filosofía y el estilo de nuestra empresa es tan importante como llamar la atención.

Lo primero que debemos hacer es tener muy claros nuestros objetivos, ya que el diseño variará según lo que queramos conseguir. Para captar clientes lo mejor sería contar con algún espacio privado, mientras que para dar a conocer un producto, lo recomendable sería que éste fuera lo más abierto y visible posible.

Una vez tengamos bien definidos los objetivos, el esquema del stand estará listo para empezar a diseñar una imagen que refleje toda nuestra esencia. No debemos olvidar que otro de sus principales objetivos es llamar la atención. Nuestro stand debe producir un impacto visual en la mente de nuestro público para captar su interés. Podemos utilizar infinidad de recursos, desde colores llamativos hasta audiovisuales o música. Usando imágenes podremos transmitir mensajes complejos de forma rápida sin necesidad de usar mucho texto.  En caso de usarlos, deben poder leerse desde la distancia. Finalmente, una buena iluminación nos permitirá ser visibles y crear la atmósfera que queremos. Todo debe dirigirse a comenzar una “conversación” con las personas para que se acerquen.

Una vez hemos atraído su interés, el siguiente paso será mantenerlo. Esto pasa por ofrecer una buena atención a los visitantes, cuidando al máximo todos los detalles que puedan encontrar en nuestro stand. De entre ellos, el más importante va a ser el trato personal. Un trato positivo siempre es bien valorado, pero no hay nada que se recuerde con más facilidad que un trato negativo. Es de vital importancia que los interesados se vayan habiendo resuelto sus dudas y con toda la información relevante que queremos proporcionarle. Para eso, los mensajes deben estar previamente definidos, bajo los mismos criterios, y transmitiendo una imagen de calidad.

No debemos olvidar que si alguien se acerca a nuestro stand, seguramente lo haga con una actitud positiva, y debemos usar esto a nuestro favor. Queremos que el cliente se sienta protagonista, y para ello, debemos aportarle algo más. Podemos dejar que manipule nuestro producto, hacerle algún tipo de regalo promocional o invitarle a participar en un sorteo. Debemos hacer que se sientan importantes y dejarles ver que nuestra intención siempre será la de beneficiarle. Además, el hecho de hacer sorteos o algún tipo de actividad nos permitirá obtener más datos sobre ellos, y nos facilitará la tarea a la hora de ver resultados y medir el cumplimiento de objetivos.

Leave a Reply