La calidad del sonido es clave en los eventos

La calidad del sonido es clave en los eventos - Many Colors Group

Los eventos son una oportunidad de negocio y una solución de marketing, la ocasión perfecta para presentar un producto o servicio… Se trata en definitiva, de hacernos visibles y de establecer contacto directo con clientes y profesionales del sector. Hace algún tiempo, los eventos eran materia reservada a grandes empresas e instituciones pero hoy en día esa visión ha cambiado totalmente ya que son muchas las empresas que realizan eventos como una herramienta más de marketing por su gran efectividad. A la hora de planificar un evento, la calidad del sonido un importante aspecto a considerar, ya que de él puede depender en gran parte el éxito o fracaso del mismo.

El sistema de sonido empleado debe adecuarse al espacio donde organizamos el evento. Ya sea al aire libre o en interior, debemos asegurarnos de que el sonido llega a todos los asistentes, sea cual sea su ubicación en el venue y que éste sea claro y nítido.

Debemos aprovechar la acústica del lugar o amplificarla en caso de ser necesario, para que el audio llegue nítidamente a todos los rincones. Ajustar el volumen no es la solución para un mejor sonido, sino que tiene que estar correctamente nivelado para que no se cuelen sonidos del exterior o de zonas colindantes.

Utilizaremos un sistema de sonido adecuado y de suficiente calidad para poder dar la cobertura en el evento. Para un evento sólo con música, no son necesarios muchos elementos, pero si se trata de un discurso o conferencias, hacen falta al menos los siguientes:

Altavoces: Un número suficiente para cubrir la totalidad del espacio y con potencia suficiente para el  tipo de evento.

Amplificadores: Complementan la potencia de los altavoces y son necesarios en caso de requerir mayor calidad de sonido.

Monitores: Son altavoces para las personas que intervienen en el escenario, para que se puedan escuchar a pesar del sonido ambiente del venue. Hay varios tipos, desde los que se ubican sobre el escenario hasta los de reducido tamaño y que se colocan cerca del oído.

Ecualizadores: Necesarios para que el técnico de sonido pude nivelar el tipo de sonidos que reproduce en cada uno de los altavoces para poder aprovechar la acústica del espacio.

Mezcladora o consola: Aquí se conectan micrófonos e instrumentos que se van a utilizar.

Microfonía: hay que contar con el micrófono adecuado según la ubicación del speaker y pueden ser de varios tipos, de mano, diadema, de corbata, etc. Tendremos en cuenta si serán unidireccionales, bidireccionales u omnidireccionales, dependiendo de dónde venga la proyección del sonido que queremos registrar.

Tendremos que contar ‘in situ’ con un técnico de sonido que sepa utilizar correctamente cada uno de los equipos y que horas previas al evento realice las pruebas de sonido pertinentes para evitar cualquier sorpresa desagradable como un simple acople de sonido.

Dejarnos asesorar por un equipo de profesionales de sonido nos servirá para asegurarnos la elección de los mejores equipos para obtener así la mejor sonorización posible en todo el recinto y para todos los asistentes.

Leave a Reply